jueves, 17 de junio de 2010

Sismógrafo Zhang Heng



¿Que es un sismógrafo Zhang Heng?

Zhang Heng fue un inventor y astrónomo chino. Realizó mapas estelares, inventó el prototipo de la esfera armilar, escribía poesía... pero lo que le hizo famoso fue el detector de terremotos inventado por él en el año 132 d. C., es decir, 1700 años antes del primer sismógrafo europeo. Este artilugio, que es como una vasija, tiene a su alrededor ocho dragones marcando los puntos cardinales. Cada uno tiene en la boca una bola de cobre, al menor movimiento símico, el drágón que se orienta a él abrirá su boca y su bola caerá en la boca de su rana. El científico entonces sabrá la orientación del terremoto. Lo que no hacía este sismógrafo era medir su intensidad. Como vereís ha quedado ya un poco anticuado, pero es un invento original.

¿Por qué Cuentos del Sismógrafo?

La protagonista del relato Sismógrafo, que da nombre al libro, regala a su padre un sismógrafo Zhang Heng para su octógesimo cumpleaños. Él, sismólogo octogenario, poco a poco se va desplazando de su lugar en el mundo por una enfermedad que lo va desintegrando. El final es sorprendente, el sismógrafo Zhan Heng acabará vengándose de su crimen.

También, quise trasmitir la idea de que los cuentos están salidos de un sismógrafo, cómo si ese invento fuese capaz de contar historias y de crear personajes imaginarios, capaces de emerger del fondo de la tierra.